Entre las sopas que más me recuerdan mi niñez se encuentra la sopa de verduras y la sopa de fideos.

 

[Vídeo: YouTube || Si te interesa la cocina entra a KiwiLimón || Información de: KiwiLimón y La Moderna ]

 

Ambas sopas se preparaban tanto para ¨calentar el alma¨ como decía mi madre para esos días fríos o ¨para aliviar el cuerpo¨ cuando nos encontrábamos enfermos.

De una u otra forma, las sopas eran parte de nuestro día a día.

Ahora que lo veo a la distancia… también han formado parte de mi niñez junto a los diversos recuerdos que me traen.

Y lo curioso es que los patrones se repiten… cada vez que estoy enferma o alguien en mi casa lo está me gusta hacer este tipo de sopas… no estoy segura si es porque es muy reconfortante para mí y me trae esos recuerdos de mi infancia.

Usualmente en países como los Estados Unidos hacen una sopa de fideos y caldo muy simple cuando estás enfermo, pero esta versión es mucho más abundante y tiene un sabor maravilloso.

Recuerdo que cuando era pequeña e íbamos a la casa de mi abuela (la madre de mi madre) solía hacer esta sopa y carne empanizada, otra linda tradición familiar.

Era mi sopa favorita en el mundo y ella lo hacía con estrellas en lugar de fideos, así que fue “especial”.

Hace unos meses, mi abuela falleció… y en su memoria y en todos los grandes momentos que me hizo vivir durante mi niñez y toda mi vida, quiero compartir esta receta contigo.

Tal vez la próxima vez que te sientas triste o enfermo, la pruebes y caliente tu corazón y tu alma como a mí…

Ingredientes:

  • 3-4 jitomates
  • ½ cebolla blanca
  • 4 dientes de ajo
  • 2 zanahorias, picadas o en rodajas (según prefieras)
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de fideos, estrellas o incluso fideos alfabéticos (para las marcas mexicanas, siempre uso LA MODERNA)
  • 4-5 tazas de agua
  • 2 cubos de caldo de pollo

Direcciones:

En la licuadora (o procesador de alimentos) pon los jitomates, la cebolla y el ajo. Procesa hasta que esté suave y completamente incorporado. Dejar de lado.

En una olla grande, calienta el aceite (sabrás que está listo para comenzar cuando colocas un fideo y comienza a burbujear de inmediato).

Agrega los fideos, las estrellas o los fideos del alfabeto que estés usando y cocínalos hasta que comiencen a dorarse, asegurándose de estar moviendo constantemente o se quemarán (esto sucede muy rápido, así que ten cuidado)

Cuando los fideos alcancen el color deseado, vierte la pasta de jitomate que acabas de hacer y revuelve inmediatamente (¡o comenzará a salpicar!).

Reduce el calor y cubre. Cocina por 2-3 minutos cuando empieces a ver que la pasta comienza a ponerse anaranjada (cocida).

Vierte las zanahorias, el agua y el caldo de pollo. Lleva a ebullición y cocina a fuego lento durante 30 minutos

¡Uno de los alimentos más simples de todos los tiempos, pero te puedo garantizar que no te decepcionará!