Hay varias propuestas de parques para niños donde podrás hacer que estas vacaciones de diciembre sean más divertidas y sin tener que viajar tan lejos disfrutando que la CDMX se despejará por un par de semanas.

Solo para darte una idea:

a) Parque Nacional Cumbres del Ajusco

El punto más alto de la Ciudad de México es la montaña Ajusco, que protege el extremo sur de la ciudad.

El Ajusco es accidentado y empinado, pero no es una montaña técnicamente difícil de escalar.

Las cabañas y, por supuesto, las quesadillas y la birria abundan y las estribaciones son un lugar popular para que los miembros de la familia se reúnan.

Resultado de imagen para parques para niños

También parte del parque nacional es el Volcán Xitle, un volcán que voló su cima hace aproximadamente 1.700 años y cubrió gran parte del lado sur de la ciudad en roca volcánica.

Se rumorea que fue utilizado como un lugar para sacrificios y ofrendas a los Dioses, todavía atrae a los visitantes a su cráter para practicar senderismo y conectarse con las leyendas de su pasado precolombino.

Si bien no es recomendable llegar hasta allá, la visita bien vale la pena.

También es un lugar en donde podrás conseguir un árbol de navidad vivo (de hecho hay forma de que lo compres como maceta y después se vuelva a integrar a la naturaleza).

Así que esta sola actividad dejará felices a tus hijos.

b) Parque Nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla mejor como La Marquesa

La Marquesa es un parque popular que sube a las tierras altas que rodean la Ciudad de México, bordeando los límites de la ciudad y el vecino Estado de México.

Hay rutas de senderismo, diversiones (piense en go-karts y paintball) y paseos a caballo, es un gran lugar para detenerse en el camino hacia o desde el impresionante volcán Nevado de Toluca o Valle de Bravo, un encantador valle que rodea el lago Avándaro.

La Marquesa atrae a los visitantes a probar una variedad de delicias mexicanas como el conejo, el mixiote (un plato de barbacoa) y la cecina (carne seca).

Incluso puedes pescar tu propia trucha y pedirle a un restaurante que la cocine a la parrilla.

c) Los Viveros de Coyoacán

En este parque puedes comprar cualquier cosa, desde hierbas hasta una palmera. Pero el verdadero atractivo y la importancia del espacio es el bosque sorprendentemente privado que se encuentra dentro de las paredes del parque.

La mayoría de los visitantes de los Viveros caminan o corren en el circuito de más de kilómetro y medio de ancho que rodea la colección de árboles cuidadosamente plantados, incluidas las variedades de acacia y eucalipto.

La parte del vivero donde puedes comprar plantas fue fundada como un espacio para reforestar la ciudad y fue declarada parque nacional en 1938.

Este es un espacio dentro de la Ciudad en donde pueden tus hijos ver ardillas, caminar y disfrutar de una amanecer rodeados de naturaleza.

Resultado de imagen para parque la marquesa

Otras fuentes de información: Youtube; ecured.cu; pescaderiascorunesas.es; natgeoultimateexplorer.com.mx; repsa.unam.mx