Seguramente habrás escuchado de la salud mental y de la inteligencia emocional pero ¿salud emocional? Pudiera ser algo nuevo para ti.

Veamos entonces que la salud emocional, se puede manejar como un concepto y/o sinónimo de bienestar, es un “estado” vital para vivir una vida de plenitud, equilibrio y satisfacción.

Temas como estos puedes tratarlos con Raquel Saldarriaga 

En pocas palabras, una definición de salud emocional es aquella que incluye resiliencia: levantarse cuando la vida te derriba.

En lugar de vivir una vida sin problemas (bastante imposible si eres un ser humano), la salud emocional significa que uno puede recuperarse de los contratiempos y prosperar a pesar de los problemas.

A veces, cuando las personas discuten la salud mental, se refieren a los conceptos de salud emocional y bienestar.

De hecho, los términos salud mental y salud emocional pueden usarse indistintamente. Sin embargo, muchas veces hay una diferencia entre los dos estados.

La definición de salud mental generalmente se refiere a un estado del ser, relacionado con el cerebro / mente y los pensamientos, sentimientos y comportamientos, que existe en un espectro desde el funcionamiento óptimo hasta la enfermedad mental debilitante, en la cual hay una lista de enfermedades mentales.

En contraste, la salud emocional se refiere al bienestar y la forma en que una persona ve y vive una vida de bienestar.

Podemos ahora definir que la salud emocional es un estado de funcionamiento psicológico positivo.

Puede considerarse como una extensión de la salud mental, esto es el extremo de un “funcionamiento óptimo” de los pensamientos, sentimientos y comportamientos que conforman nuestros mundos interno y externo.

Incluye una experiencia general de bienestar en lo que pensamos, sentimos y hacemos a través de los altibajos de la vida.

En un intento exitoso de proporcionar una definición de salud emocional, la organización BelongTo.org cita a la Fundación de Salud Mental quien define a la salud emocional como un estado positivo de bienestar que permite a una persona poder funcionar en la sociedad y satisfacer las demandas de la vida cotidiana.

Ahora bien, ¿Cómo podemos mejorar la salud emocional?

Mejorar la salud emocional es similar a mejorar la salud física. Trasciende la noción de la mera liberación de la enfermedad para implicar sentirse activamente bien y vivir bien.

La salud emocional y el bienestar implican definir y crear tu propia vida que vale la pena vivir, un concepto que nos llega en gran parte del campo de la psicología positiva.

Un paso importante en la creación de la salud emocional es identificar tus propias emociones y comprender su valor.

Todas las emociones tienen un significado y valor simplemente porque son parte de nosotros.

Sin embargo, eso no significa que todas sean buenas para que sean experimentadas a largo plazo. No tenemos que sentarnos y dejar que los sentimientos nos abrumen.

En cambio, podemos desarrollar inteligencia emocional, la capacidad de identificar emociones y usarlas de manera constructiva.

Esto conduce al aprendizaje de la regulación emocional o la capacidad de controlar las emociones…  controlarlas y ajustar nuestra mentalidad y comportamiento en consecuencia.

Lograr la salud emocional y el bienestar es un proceso activo que implica no solo identificar emociones sino también dar forma a cómo pensamos sobre ellas y cómo actuamos (o nos abstenemos de actuar) en ellas.

[Información de: YouTube, Raquel Saldarriaga| Life Coach y Reforma  ]