¿Has visitado alguna vez algún centro de distribución? Si no lo has hecho, piensa en las grandes tiendas que parecen más bien almacenes industriales y que pagas una membresía anual para tener acceso a sus mercancías ¿ya sabes a cuáles me refiero, cierto?

Aprende más de este tema en los siguientes enlaces: Intelideck, YouTube , Wikipedia 

Muy bien, como habrás notado, en estas grandes naves industriales una de sus particularidades es que la gran mayoría de sus productos se venden en formatos extra grandes o packs familiares con muchísimas más unidades y simplemente el orden y acomodo de la mercancía requiere de personal capacitado.

Muy bien, con este sencillo ejemplo cotidiano, te habrás imaginado la dimensión que puede tener un centro de distribución en donde su trabajo consiste en mover grandes volúmenes de mercancía.

Este no es un proceso sencillo ni mucho menos se encuentra fuera del rango de accidentes. Por el contrario, es imprescindible contar con códigos de seguridad y entrenamiento constante.

Tan solo pensemos en dos puntos dentro del proceso de manejo y distribución de las mercancías:

  1. a) Montacargas

Uno de los mayores recursos que se tienen para el movimiento de la mercancía son los montacargas.

Gracias a estas máquinas es posible mover de un lugar a otro una gran cantidad de peso al mismo tiempo y es necesario que sus operarios se capaciten en su uso.

Sin embargo, la mayoría de los accidentes que ocurren en un almacén son justamente al usar carretillas elevadoras, transportadores, unidades de almacenamiento y elevación / manipulación manual.

Las carretillas elevadoras pueden volcarse o pueden sobrecargarse, lo que hace que los materiales se caigan.

Los accidentes entre las carretillas elevadoras y otra superficie pueden causar lesiones graves.

Las estadísticas muestran que 1 de cada 10 carretillas elevadoras están involucradas en un accidente cada año.

Los operadores deben verificar los niveles hidráulicos, la presión de las llantas, los motores, los controles, la dirección y los frenos todos los días para asegurarse de que todo esté funcionando correctamente.

  1. b) Empaquetado inestable

El empaquetado se está haciendo más frágil en un esfuerzo por reducir los costos y el desperdicio.

Como resultado, cosas como cajas de cartón están siendo reemplazadas por listones de cartón cubiertos de plástico, que son más inestables cuando se cargan.

Los trabajadores deben prestar especial atención para evitar dejar caer el contenido o lastimarse levantando un embalaje endeble.

  1. h) No sobrecargue los carros

Los carros ayudan a transportar productos o cajas de cartón durante las operaciones de recolección.

Es importante asegurar que el carrito pueda soportar la carga y de que los artículos apilados en el carrito no estén por encima del nivel de visión del recolector, de modo que no se tropezará con ningún artículo, lo que provocará que el carrito se derrame.

La ergonomía es importante en el almacén para la seguridad y la productividad. Incluso una serie de incidentes relativamente menores pueden conducir a una pérdida de productividad, facturas de seguro más altas y posibles multas.

Los productos deben manipularse correctamente en las operaciones de preparación de pedidos y embalaje para reducir el riesgo de lesiones debido a una manipulación incorrecta.

Es por ello que en este tipo de lugares la seguridad es una cultura. Las cuadrillas deben estar conscientes y acostumbradas a trabajar en entornos de producción y almacenamiento en pleno funcionamiento.

En este sentido, en Intelideck valoramos enormemente la seguridad de los empleados y de la mercancía de nuestros clientes para tener un ecosistema libre de accidentes con clientes satisfechos.